Vamos Por...

  • Escuelas abiertas, con más y mejores recursos en función de las y los estudiantes. Una educación pública de calidad, mediante la transformación de las escuelas, en verdaderas comunidades educativas. La educación como proyecto de País, contextualizada dentro de un modelo de desarrollo para Puerto Rico.
  • Un sistema de salud universal que atienda las necesidades de salud de toda la ciudadanía de una manera integrada. Centrado en el y la paciente, con la prevención y el cuidado primario, coordinado e integral, como sus máximas prioridades.
  • El valor del trabajo, generando una sociedad donde el esfuerzo, la autogestión, la producción y el emprendimiento sean nuestras principales cualidades. Fortaleciendo la protección a los trabajadores y trabajadoras, sus condiciones de trabajo y la equidad salarial.
  • El buen manejo de los recursos y el respeto a las capacidades de los sistemas naturales de nuestro País. La defensa y conservación de éstos es fundamental como eje para el desarrollo socioeconómico y el bienestar de nuestras futuras generaciones.
  • Una economía solidaria que promueva el desarrollo local, la cooperación, el emprendimiento y el empleo digno. Un modelo de desarrollo económico de País, que propenda el fortalecimiento de las industrias y empresas locales, a la vez que, atienda la enorme desigualdad que existe en nuestro País. Potenciando nuestras capacidades y aprovechando oportunidades de negocios a nivel local, regional y global.
  • Mayores poderes para Puerto Rico para estimular y encaminar nuestro desarrollo pleno. La carencia de poderes del Gobierno de Puerto Rico, fruto de la relación colonial con los Estados Unidos, es una limitación para salir de la crisis social, económica y política que vivimos.
  • La soberanía alimentaria como proyecto estratégico para Puerto Rico. Encaminando un amplio proyecto de desarrollo agrícola que impulse la actividad económica para las pequeñas y medianas empresas, provea productos de mejor calidad y más frescos, abarate los costos de alimentos y facilite nuestra seguridad alimentaria. 
  • Derechos para todos y todas en un País inclusivo que abrace la diversidad y la equidad. Vamos por una sociedad sin exclusión por sexo, orientación sexual, identidad de género, raza, origen étnico, nacionalidad, estatus migratorio, distintas capacidades físicas y sensoriales, razones religiosas y otras identidades discriminadas. Es fundamental el reconocimiento y el ejercicio de los derechos civiles y humanos para todos y todas en el archipiélago de Puerto Rico, tanto desde las instituciones, como desde el quehacer de la ciudadanía.
  • Auditar la deuda mediante un proceso de participación ciudadana que arroje información clara y precisa, y provea para la toma de decisiones de manera informada y transparente.